logo-ipg

La mediación es un sistema eficaz alternativo al modelo jurídico tradicional de resolución de conflictos, de tal forma que las partes implicadas pueden llegar a acuerdos válidos, reduciendo tiempo y costes derivados del conflicto.

Su progresiva implantación y desarrollo en diferentes entornos y contextos, garantizan su realidad como modelo de futuro, pero también como herramienta de presente. En comparación con los juicios, el arbitraje, u otros medios de manejo de conflictos por terceros, los SERVICIOS DE MEDIACIÓN son menos costosos y accesibles al caso concreto, tal como se deriva del Real Decreto 980/2013, de 13 de diciembre, por el que se desarrollan determinados aspectos de la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles.

La mediación dentro de la empresa, implica no solamente reducir los costos “invisibles” del conflicto, implica una nueva visión, una nueva forma de manejar las relaciones en el lugar de trabajo, basadas en los principios de responsabilidad, respeto y colaboración.

  • Se reduce el estrés en comparación a la utilización de recursos formales y rígidos para resolver conflictos.
  • Ayuda a conservar a empleados valiosos
  • Reduce el número de demandas formales contra la empresa
  • Se genera una cultura organizacional que propicia en los empleados abordar los conflictos a tiempo, y genera un clima de confianza  y certidumbre, donde los problemas no se ocultan y se abordan eficazmente en beneficios de todos.
  • Reduce las bajas laborales, relacionadas con el estrés laboral y sus consecuencias.
  • Los empleados que participan en la mediación aprenden las estrategias que permiten prevenir y resolver conflictos.

IPG cuenta con  mediadores profesionales especializados, que facilitan el diálogo y aportan herramientas comunicativas suficientes para encontrar soluciones al conflicto.

                                                     Inscrito en el Registro de Mediadores del Ministerio de Justicia